Saltar al contenido

1

 Quienes hemos tenido la oportunidad de conocer el entorno LINUX, sabemos que este es un sórdido mundo, donde lo malo, demoníaco y bizarro se presenta en la más diabólica y cruel de sus expresiones.

Linux es la más reciente mutación de un ancestral sistema operativo llamado UNIX, y heredó de este la mayoría de sus genes maléficos. Peor aún, hoy en día cualquiera puede verse inmerso, gratuitamente y por descuido, en un submundo absorbente lleno de extrañas criaturas, malignos conjuros y oscuros comandos.

En el centro de cada servidor Linux, vive un gran monolito al que todos llaman kernel. Alrededor de él, habita un gran número de perversas entidades, llamados procesos. Nadie parece conocer, a ciencia cierta, para qué sirven. Tras 20 años de experiencia en Linux/Unix, uno puede llegar a conocer algunos, y hasta saber lo que otros hacen. Sin embargo, la gran mayoría vive incógnita, actuando a sus anchas, obedeciendo las instrucciones del kernel y succionando la vida de nuestro computador.

Es en este punto donde se vuelve inquietante... Muchos de estos procesos llegan a convertirse en demonios (daemons). Por increíble y sobrenatural que parezca, los demonios no utilizan conjuros ni hechizos para reproducirse. Ellos utilizan un tenedor (fork) para crear otros demonios llamados hijos o niños (childs), que a su vez, imitan a su creador y siguen ciegamente sus pasos.

Este infernal purgatorio puede crecer y expandirse por sí mismo. Siendo Linux un sistema operativo multiusuario y multitarea, cientos de estos pequeños demonios pueden ser creados para abastecer a cuantas ingenuas víctimas humanas accedan al sistema; convirtiendo al servidor en un verdadero infierno, plagado de demonios, cada uno con vida y voluntad propia.

En la medida en la que el número de usuarios se reduce, sucede algo espeluznante. Los demonios padres comienzan a matar (kill) a sus hijos (child), sin piedad ni compasión alguna. Más aún, existen terribles comandos para matarlos a todos (killall) que asustan por la magnitud de la masacre que pueden ocasionar. Para una muerte compasiva existe el soft kill, y para las mas crueles el hard kill. El infame comando total kill, no requiere explicación. Como ven, es abundante el tipo de muertes que pueden darse.

¿Le suena escalofriante? Espere a leer esto:

...continúa leyendo "Linux es diabólico, muy malo. [Humor]"

Si eres de los que solucionan gratuitamente, los problemas informáticos de amig@s y familiares, no está de más que entregues esta chuleta organigrama para que aprendan a resolver las incidencias de software por sí mismos. Traducción del webcomic de Randall Munroe.

Visto en: opcionweb.com

1

Sujeten su mouse, entren a la página de Google, agachen la cabeza con respeto y lean:

El Googlenuestro

Google nuestro que estas en la red,
multi linkeado sea tu nombre,
venga a nosotros tu pagerank,
hágase tu voluntad tanto en Blogger como en WordpPress.
Danos hoy nuestras visitas de cada día,
perdona nuestro spam,
como también nosotros perdonamos a los que nos spamnean,
no nos dejes caer de tu indexación,
y líbranos de todo ban.

Amén.

Aclaro, esto podría ser un rezo al dios google (nótese la minúscula) Y bien, ¿cómo quedaría el Ave-Google?

Visto en: Kozmica

Leo en el blog de Vicent Cubells que da un tono de humor respecto a la adopción de software libre por parte de las empresas tanto públicas como privadas. Como está en catalán me permito la libertad de hacer una traducción:

Ley de Stallman-Torvalds:

Cualquier empresa que quiere cambiar sus sistemas informáticos a Linux, volverá a Windows con una velocidad directamente proporcional al software propietario que use en su trabajo diario e inversamente proporcional a la dificultad que tenga para conseguir software ilegal.

Corolario de Cubells:

Esta ley es aplicable tanto a empresas privadas como públicas.

Y me parece totalmente cierto.

Copio y pego:

Esta es una recopilación de las diez razones fundamentales por las que nadie en el mundo debería utilizar Linux, ya sabéis, ese sistema operativo que según algunos es complicadísimo y cuesta tanto trabajo instalar.

  1. Si usas Linux no tendrás que reiniciar el ordenador cada vez que instales un dispositivo, programa, actualización o similares. Notarás la ausencia de esos puntos muertos porque te perderás la oportunidad de hacer otra cosa que no sea utilizar el ordenador.
  2. No volverás a ver el mensaje “Se recomienda cerrar todas las aplicaciones antes de continuar” ya que en Linux no es necesario, ¿qué seguridad nos aporta esto?
  3. No es necesario actualizar (normalmente tampoco instalar) periódicamente el antiVirus o antiSpyware. Lamentablemente, tendrás que buscar otra forma de gastar el dinero. Y si el antivirus es pirata ya no podrás alardear ante nadie de que has pirateado la última versión de tu antivirus favorito.
  4. Ya no podrás gastar ingentes cantidades de dinero en programas. Y tampoco podrás piratearlos. Linux viene con muchas, muchísimas aplicaciones para hacer casi cualquier cosa que puedas imaginar. No verás mucho software para Linux en las tiendas porque seguramente viene ya en tus CD de instalación o lo puedes descargar libremente de Internet.
  5. Dejaras de buscar “Acuerdo de licencia para el usuario final” o claves para instalar los programas. Simplemente no existen. Esto provocará que no tengas que descargar parches de páginas de dudosa fiabilidad, lo que conlleva que tu sistema no estará en peligro a cada instante.
  6. Autoconfiguración. Si hay driver para tu memoria USB, disco externo, o impresora simplemente enchúfalo y empezará a funcionar. Olvídate de buscar la última versión de driver, reiniciar y todo eso. Con lo bien que se lo pasa uno instalando los CDs de los drivers e instalando el pesado software que les acompaña.
  7. Olvídate de tu “PC Doctor” favorito. Instalar 40000 aplicaciones no ralentiza el sistema, ni unas librerías corrompen las de otro programa que acabas de instalar. También puedes desinstalar una aplicación estando seguro de que no vas a romper otra aplicación de depende de no-se-que-otra librería.
  8. Defragmentación de disco. Simplemente no es necesario. ¿Y ahora en qué pierdo yo el tiempo?
  9. En el menú de inicio encontraras las aplicaciones que instalas clasificadas de forma lógica en categorías, no todas en un enorme menú con flechitas para examinar. Esto provocará que encuentres rápidamente lo que buscas y que tengas siempre todo a mano.
  10. Tu ordenador es tuyo. Nadie te va a obligar a pagar para que actualices a una nueva versión de tu reproductor de música. Nadie va a obligarte a que te conectes a sus servidores para verificar todo tu software y ninguna información sera enviada a ningún servidor de ninguna gran (enorme) compañía. ¿Dónde está la gracia? Que antiguo parece Linux.

Visto en OV3RR4YD 53CURITY

Un poco de humor:

En el principio DIOS creó el Bit y el Byte. Y con ellos creó la palabra.

Y había dos Bytes en la palabra y nada mas existía. Y Dios separó el Uno del Cero, y vio que era bueno.

Y Dios dijo: que se hagan los Datos; y así pasó. Y Dios dijo: Dejemos los Datos en sus correspondientes sitios. Y creó los disquetes, los discos duros, los discos compactos.

Y Dios dijo: que se hagan los Computadores, así habrá un lugar para poner los disquetes, los discos duros y los discos compactos. Así Dios creó a los Computadores, les llamó hardware.

Pero aun no había software. Entonces Dios creó los programas; grandes y pequeños…Y les dijo: Creced y multiplicaos y llenad toda la memoria.

Y Dios dijo: crearé el Programador; y el Programador creará nuevos programas y gobernará los computadores y los programas y los datos.

Y Dios creó al Programador; y lo puso en el Centro de Datos; y Dios le enseñó al Programador el Directorio y le dijo: Puedes usar todos los Volúmenes y Subdirectorios, pero NO USES WINDOWS.

Y Dios dijo: no es bueno que el programador esté solo. Cogió un hueso del cuerpo del Programador y creó una criatura que miraría al Programador y admiraría al Programador y amaría las cosas que el programador hiciese. Y Dios llamó a la criatura: el Usuario.

Y el Programador y el Usuario fueron dejados en el desnudo y simple DOS y Dios vio que eso era bueno.

Pero Bill era más listo que todas las otras criaturas de Dios. Y Bill le dijo al Usuario: ¿Te dijo Dios realmente que no ejecutaras todos los programas?

Y el Usuario respondió: Dios nos dijo que podíamos usar cualquier programa y cualquier pedazo de datos, pero nos dijo que NO ejecutásemos Windows o moriríamos.

Y Bill le dijo al Usuario: ¿Cómo puedes hablar de algo que incluso no has probado? En el momento en que ejecutes Windows serás igual a Dios. Serás capaz de crear cualquier cosa que quieras con el simple toque del ratón.

Y el Usuario vio que los frutos del Windows eran más bonitos y fáciles de usar. Y el Usuario vio que todo conocimiento era inútil ya que Windows podía reemplazarlo.

Así el Usuario instaló Windows en su Computador y le dijo al Programador que era bueno.

Y el Programador inmediatamente empezó a buscar nuevos controladores y Dios le pregunto: ¿que buscas? Y el Programador respondió: Estoy buscando nuevos controladores, porque no puedo encontrarlos en el DOS. Y Dios dijo: ¿quién te dijo que necesitabas nuevos controladores? ¿acaso ejecutaste Windows? Y el programador dijo: fue Bill, quien nos lo dijo…

Y Dios le dijo a Bill: Por lo que hiciste, serás odiado por todas las criaturas.Y el Usuario siempre estará descontento contigo. Y siempre venderás Windows.

Y Dios le dijo al Usuario: por lo que hiciste Windows te decepcionará y se comerá todos tus recursos; y tendrás que usar malos programas; y siempre permanecerás bajo la ayuda del Programador.

Y Dios le dijo al Programador: por haber escuchado al Usuario nunca serás feliz. Todos tus programas tendrán fallas y tendrás que corregirlos y corregirlos hasta el fin de los tiempos.

Y Dios echó a todos del Centro de Datos y bloqueó la puerta de entrada con una contraseña encriptada. Y eso no fue bueno.

Así hasta que nos envió a su HIJO y Programador-Salvador: Linus, quién escribió Linux y así Dios nos perdonó.

.

Un poco de humor:

Cuando empiezas con Linux y tienes alguna duda, ni se te ocurra preguntar en los foros de Linux porque el 99% de la gente te va a contestar con “RTFM” (Read The Fucking Manual - Lee el jodido manual), “mira el man”, o “busca en Google”. Así que un truco muy bueno es llegar a los foros y decir directamente (por ejemplo): “Linux es una mierda porque no puedes encontrar un fichero tan fácil como en Windows”. Rápidamente, los fan-boys de Linux te contestarán, indignados, explicándote el método más rápido y efectivo para encontrar ese fichero.

Visto en Blogoff